DECISION SUPREMA Y EL DACA: ESTAS A TIEMPO

Esta semana el Tribunal Supremo de los Estados Unidos determinó no escuchar los argumentos de una apelación presentada por la administración del Presidente Donald Trump sobre el tema de DACA. Este asunto está relacionado con una decisión de un juez federal de San Francisco a los efectos de que el gobierno deberá continuar aceptando las solicitudes de renovación de personas cobijadas bajo este programa. Con esta decisión se  paralizó la orden que esta administración emitió en Septiembre del pasado año la cual indicaba que para quienes su DACA vence en Marzo 5, 2018, estas debían presentar una solicitud de renovación antes de Octubre 2017, de lo contrario quedarían fuera de la protección del programa. Con dicha orden, el gobierno se propone a eliminar DACA por completo.

A manera de resumir lo que es el Deffered Action for Childhood Arrivals o conocido como DACA, este es un programa para aquellas personas que llegaron a los Estados Unidos en su infancia de manera ilegal, también conocidos como “Dreamers”. Dicho programa le brinda a cada persona la protección de no ser deportado además de la oportunidad de trabajar legalmente en este país al otorgarle un permiso de trabajo. Una de las exigencias del DACA es que aquellas personas protegidas bajo el mismo tendrán la obligación de presentar una solicitud de renovación cada dos años, de lo contrario perderían dicha protección legal. Lo que sucede es que como indicara anteriormente, el gobierno se propone a que esta sea la última renovación del programa antes de su eliminación.

Es importante aclarar que DACA es solo un recurso para permanecer en el país y no ser deportado, pues no les otorga un estatus legal a estas personas como lo es la Residencia Permanente (Green Card) o Ciudadanía. Es por ello que si esta administración elimina el programa, todas las personas cobijadas hasta la fecha estarían en riesgo de regresar a sus países de origen de manera permanente, esto por medio de una salida voluntaria o la deportación.

Para que tengan una idea de lo que ocurrió, la administración del Presidente Trump decidió dirigir sus esfuerzos de apelar directamente al Tribunal Supremo de los Estados Unidos la decisión de este juez federal y no acudir al tribunal de apelaciones federal como sería el curso ordinario. Aunque en términos sencillos existe esta alternativa de ir directamente al más alto foro, y no así pasar por el curso de apelar la decisión a un tribunal apelativo federal, no cabe duda alguna que este tipo de procesos es sumamente inusual, difícil y se aplica con mayor rigidez por el Tribunal Supremo. Solo unos pocos casos han logrado este objetivo en la historia jurídica de los Estados Unidos.

Queda claro que esta administración apostó al interés que ha surgido sobre este tema y colocándolo como uno de importancia de seguridad nacional para lograr su propósito ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Sin embargo, con esta decisión el Congreso tiene más tiempo para identificar alguna solución para cerca de 700,000 personas cobijadas bajo el programa DACA, o de lo contrario serían los tribunales los que decidirán el futuro de estas personas.

Por lo pronto, aquellos que no aplicaron para la renovación del DACA en  el término propuesto por el gobierno, sepan que pueden hacerlo a la mayor brevedad posible pues USCIS está aceptando tales renovaciones.  De tener alguna duda relacionado a lo anterior y las consecuencias que tendrá esta decisión en su caso, se puede comunicar con nuestra firma  para que este pueda atender y canalizar sus necesidades específicas.